lunes, 9 de julio de 2012

Jantina Peperkamp



Se podría catalogar dentro del hiperrealismo, y aunque el soporte es fotográfico
al menos se le puede agradecer que no lo sea también el color.


Solo como curiosidad 




Retrato del pintor Kenne Grégoire ( que por cierto, su obra ne encanta )



















































En mis cuadros el resultado final está establecido por la energía que surge entre el artista y su modelo. Las funciones de la artista como observador y como identificador. Porque considero que todos mis cuadros son como autorretratos, es muy importante que yo me reconozca en mis modelos.
Realizo una sesión de fotos. Después hago un esbozo, que es muy detallado. Pongo este esbozo sobre un panel de madera. La pintura está hecha con muchas capas delgadas de pintura acrílica. Cada capa es más detallada. El efecto es un retrato muy realista con su propia identidad. La forma inusual en mi trabajo es quitar, eso lo hace más reconocible. Lo innecesario es despojado con la intención de mantener sólo lo esencial.
Mis pinturas son interpretadas de muchas maneras. Creo que esto es muy especial y no siento el deseo de interferir en este sentido. Una pintura puede significar tristeza eterna a una persona, mientras que otro espectador encuentra esperanza en la pintura misma. Ambas opiniones son legítimas; por supuesto, éstos son los sentimientos del espectador.
Por último quiero decir algo sobre mi trabajo: me parece que siempre hay una cierta soledad y desolación en mis pinturas. No pongo esto deliberadamente, simplemente pasa y lo reconozco.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada