lunes, 30 de julio de 2012

Arnau Alemany ( II )


Difícil y complicado es el camino cuando se quiere plasmar en una imagen la amalgama de sentimientos, visiones, intuiciones, conexiones mentales desconocidas en una complicada fusión de todo ello. 

Producto de esa imposibilidad surge una cierta clase se surrealismo, que no tiene nada que ver con las simples e incoherentes imágenes que su único fin es sorprendernos sin más. Es otra clase de surrealismo que por ser auténtico y genuino es IMPOSIBLE de plasmar, pero que a veces se puede intuir no por la originalidad o rareza de la imagen, sino por el lenguaje extrapictórico que desprende, ese lenguaje que también existe en la música y es universal, que nos conecta con ese ignoto lugar en nuestro interior y que forma parte de la propia esencia del ser humano y que vibra cuando es acariciado. 

Arnau  explora  lo  inexplorable,  lo  imposible. No en la imagen, sino  en  el  sentimiento, al principio puede despistarnos, pero si prestamos un poco más de atención descubriremos el autentico drama que encierra esa inútil lucha.











































































Arnau Alemany es un pintor catalán que nació en Barcelona el año1948. Al cumplir 12 ańos ingresa en régimen nocturno en la sucursal de artes y Oficios del barrio y al ańo siguiente se matricula en el conservatorio de Artes Suntuarias donde asistirá durante 5 ańos, alternando estudios y trabajo.

Su primer empleo es el de aprendiz en un estudio de dibujos animados y anuncios publicitarios y en los ańos siguientes ejerce otros oficios como el de dibujante publicitario, fotógrafo, delineante industrial y ayudante de escultores. Su último trabajo lo realiza en una fabrica de juguetes, donde hace los modelos, moldes y contra moldes y hasta el diseño de las cajas. Este trabajo, realizado por las tardes, le permite pintar por las mañanas.

En 1978 organiza su primera exposición en la galeria Serrallonga de Barcelona y a partir de entonces, se dedica únicamente a pintar. Las obras de estos primeros ańos siguen unos planteamientos abstractos que se convirtieron pronto en figurativos, evolucionando hacia un realismo detallista y cercano a lo mágico, que se ha convertido en característico de su estilo.

Ha expuesto en Barcelona, Madrid, Valencia, Paris, Lyón, San Francisco, Nueva Cork, Chicago: Se ha presentado a muy poco concursos, pero posee el segundo premio en Bienal de Montecarlo de 1991. Hay obra suya en el Museo Marugame Hirai de Arte Contemporáneo Espańol de Marugame (Japón). 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada