domingo, 22 de julio de 2012

Beato ( II ) Seu D'Urgell - ilustración, libros



Seguimos con los Beatos
El motivo por el cual se les denomina beatos, es porque el autor del primer comentario al Apocalipsis, fue un monje que se llamaba Beato y vivió en el valle de Liébana, en Cantabria, en el Monasterio de San Martín (actualmente Santo Toribio) entorno al año 800.




Monasterio de Santo Toribio

El comentario al Apocalipsis del Beato, conoció un desarrollo extraordinario en tierras de Castilla y León en el transcurso del siglo X, fomentado tal vez por los terrores que sintió la cristiandad ante la proximidad del fin del mundo en el año 1000 y que tan bien representaban imágenes y texto de los beatos. Los mejores códices, en efecto, y sus artífices –Magio, Emeterio, Senir, Oveco, etc.- son de Zamora, León y Palencia. Debemos destacar, en particular, el llamado Morgan, hoy en Nueva York, y el de Valcavado, en Valladolid, y no porque figuren entre la media docena de los mejores beatos, sino porque son de la misma familia que el ejemplar de la Seu d’Urgell. La semejanza del Urgellensis con el de Valcavado son tantas que podría aventurarse que ambos fueron elaborados en el mismo scriptorium.


BEATO DE LA SEU D'URGELL o URGELLENSIS




En azul Beato anterior, entrada del 18 de julio





Por un inventario de la Biblioteca de la Seu d’ Urgell, sabemos que en 1147 el Beato ya estaba en tierras pirenaicas. Es bien conocida, la fortísima vinculación de los Condes de Urgell con el rey Alfonso VI y sus descendientes. Armengol V (1092-1102) casó con María, hija del conde Pedro Ansúrez, el fundador de Valladolid. Este conde castellano gobernó el condado de Urgel a principios del siglo XII durante la minoría de edad de su nieto Armengol VI. Es bastante probable que el conde Armengol V o Pedro Ansúrez donasen el libro al obispo San Odón, patrón de la ciudad, e iniciador de la construcción de la actual catedral.





El códice está compuesto en la actualidad por 239 folios, siete folios numerados en romano y 232 en árabe, y miden 398 x 270 mm. La escritura que emplea es la llamada visigótica redonda, y se reparte en dos columnas. Aunque el libro carece de colofón y, por tanto, no sabemos el año exacto en que se escribió, debemos situarlo poco después de 970, fecha de confección del de Valcavado, cronología que avalan también escritura y miniatura.





El Beato de la Seu d’Urgell, fue robado del Museo Diocesano de la Seu d'Urgell el 29 de noviembre de 1996 por dos encapuchados que, tras reducir a una empleada con un aerosol, rompieron la vitrina de seguridad que protegía al ejemplar y se lo llevaron. ( fue recuperado ) 

























Detalle fig. superior









Detalle fig. superior

Me encanta la falta de prejuicios, reglas y complejos pictóricos de esa época, y para acompañarnos mientras disfrutamos de esa espontaneidad que mejor que este canto mozárabe, visigótico o ambrosiano.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada