domingo, 12 de agosto de 2012

Scott G. Brooks ( II )



Su  trabajo, como el mundo y las personas que lo habitan, es multifacético. Le atraen narraciones crudas, incómodas, no habladas pero socialmente aceptables. Dramas sociales, políticos y psicológicos,  Es la faceta de vouyerista. Entrometerse e invitar al espectador a entrometerse así, a puertas cerradas, en la vida oculta y momentos privados. Profundizar en la psique y la apariencia física del sujeto. La yuxtaposición resultante de su humor y tragedia a menudo causa confusión y enojo. Incluso en las piezas más severas, el humor en las obras de Brooks existe a un nivel no exento de crueldad.
Me reitero en lo que dije en el primer post de este pintor en cuanto a la " inteligencia" plástica que es fácilmente detectable cuando los " trucos " son difíciles de descubrir a simple vista, no ocurre en este caso cuando Brooks, al igual que otros muchos como Mark Ryden, Clemente, etc...utilizan la acusada separación de ojos para facilitar al espectador la visión del conjunto y que no se focalice la atención en un punto en concreto. No hay que dar facilidades, se pierde el interés y no se avanza. 



















































































Scott G. Brooks vive y trabaja en Washington, DC. Su temática abarca desde el simple retrato hasta narrativas intrincadas. En sus pinturas, toma el tema social, sexual, psicológico y político y les inyecta un oscuro sentido del humor. Distorsiones anatómicas separan las figuras del ideal fotográfico, que le da la libertad de crear su propia realidad distorsionada. Su trabajo es descrito como retorcido y poco convencional, sentimental e inquietante. Además de exponer en galerías, también ha ilustrado varios libros. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada