viernes, 3 de agosto de 2012

Gil de Siloé ( IV )



Gil de Siloé fue un escultor castellano en estilo gótico activo en los últimos años del siglo XV. Hijo suyo fue Diego de Siloé, escultor y arquitecto en estilo renacentista.
Gil de Siloé es una de las máximas figuras de la escultura hispánica, y europea por extensión, del siglo XV, cuando las formas del gótico postrero, hibridadas por las del arte mudéjar y las influencias flamencas de tipo flamígero, dieron origen al estilo gótico isabelino, exclusivo de España, del que Gil de Siloé es representante emblemático.
Los nombres por los que es conocido evidencian la confusión que rodea su origen. En algunos documentos se le cita como Gil de Emberres (Amberes), por lo que se cree fuera originario de Flandes, en otros como Gil de Urlianes, por lo que podría venir de Orleans. El nombre que habitualmente se repite en los documentos es el de Maestre Gil; sólo en algún momento muy concreto se añade la palabra Siloé, y aplicada sobre todo a su hijo Diego.
Desconocemos cómo apareció en Burgos, y cómo enlazó con la familia Colonia; si fue por parentesco, por misma nacionalidad ó por afinidad artística. El hecho es que Juan y Simón de Colonia,-los dos grandes arquitectos de las postrimerías del gótico-, y,-el gran imaginero-, Gil de Siloé vivieron unidos en permanente colaboración.
Su nacimiento puede datarse alrededor de 1440-50 y probablemente no mucho antes.
Desarrolló su actividad en Castilla y más concretamente en la ciudad de Burgos y sus alrededores. Está documentado entre los años 1470 y 1501 fecha probable de su fallecimiento en la capital castellana. 



Gil de Siloé 
talla posiblemente del desaparecido retablo de la Capilla de Colegio de San Gregorio





TALLA HISPANO FLAMENCA XV-XVI ATRIBUIDA  AL MAESTRO DE COVARRUBIAS 

Esta talla es de las denominadas de medio bulto o chuleta, concebida para una exclusiva visión frontal como imagen de piedad, nos permite verla en el centro de un retablo, como la talla de la Virgen con el niño, hoy en el Museo Mares de Barcelona, perteneciente dicha talla de la Virgen con el Niño al Monasterio de San Francisco de Cuellar.
La cara de esta talla es redonda, resalta su frente abombada que empequeñece más aún la nariz y la boca  de una imagen femenina e idealizada, sin perder su característico distanciamiento, con escasa expresividad tanto del movimiento del cuerpo como la gesticulación emocional del rostro y con los dedos muy góticos excesivamente largos y su manera de coger el libro es una representación de las esculturas de la mano de Gil de Siloé.









Las doncellas, según  costumbre de aquella época, podían llevar los cabellos al descubierto, bajando en mechas a golpecitos de gubia semicircular muy característicos de las tallas Flamencas.

La vestimenta se significa por el hábito, cerrado y vueludo, el corpiño ó camisa es visible por el escote cuadrado de la moda Flamenca con rasgos del siglo XV a XVI. El hábito fue uno de los vestidos más usados por las españolas de todas las edades y todas las condiciones. Era traje especialmente honesto, el escote y fruncido era el propio de los años veinte del siglo XVI aquí todavía es pequeño y trapezoidal. El gran manto cortado en capa, que se acopla a la forma de los hombros; mantos amplios de gran ruedo cortados como un segmento de círculo, este tipo de manto es un rasgo original Español.





El niño se halla vestido con una camisa larga en la composición sigue la misma técnica de ilusión espacial que las pinturas Flamencas de esta época, en las que la virgen y el niño, es producida mediante el escorzo del cuerpo del niño, el cual al inclinarse para alargar la mano hacia el libro llena el espacio de movimiento y de vida, esta técnica de Van der Weyden (+1450) es llevada a esta talla con notable técnica escultórica, reafirmando el seguimiento iconográfico que tenían los escultores de los pintores contemporáneos.




La virgen tiene sobre su regazo al niño, que juega más que hojea el libro de horas que sostiene la madre, gracias a esta actitud natural e infantil del niño y una amorosa ternura de María, muestra una de las interpretaciones del tema de más belleza y encanto de la escultura Hispano Flamenca.

En esta talla se revelan sus proporciones muy esbeltas y se observa el virtuosismo, la manera algo amanerada pero sumamente hábil de Gil de Siloé de estilo gótico decadente, pero esta obra es lo menos Español que nos ha dejado el Maestro. Aquí se descubre fácilmente su procedencia, ya el nombre de Guilles-Gilis nos dice que la patria de Maestro ha sido Flandes.





En lo referente a la policromía el Museum Mayer Van Den Bergh opina que es muy antigua, que esta hecha conforme a los usos de la región de Brabante en el siglo XV. Dice que en un examen más en profundidad se podría llegar a la conclusión de que estaba hecha en España, el Stedelijke Musea Leuven de Lovaina opina que un examen de policromía podría revelar algunos datos más exactos. 




Otros museos apuntan que podría estar hecha en Malinas. Pero Robert Didier a punta en una nota a mano , de puño y letra ¨la  policromía no es Flamenca o Brabacon,¨ opina que esta hecha en España. Con lo que la suma de todas estas opiniones nos indica que el pintor de esta Virgen con Niño Jesús y Libro es de procedencia Neerlandesa y afincado en España en el mismo tiempo y lugar que Gil de Siloe.





En la época de los Reyes Católicos una importante escuela de pintores. Diego de la Cruz, compañero de Gil de Siloé, en las labores de policromía de sus retablos, al menos trabaja en la ciudad de Burgos desde 1482, es uno de los pintores más próximos a la técnica de Los Países Bajos, con un oficio excelente en obras como el Tríptico de la Epifanía de la catedral de Burgos, o los Estigmas de San francisco (San Esteban de Burgos), documentado entre 1487 y 1489. 




La procedencia Neerlandesa de Diego de la Cruz no esta documentada, este es colaborador en Burgos del gran escultor Gil de Siloé tantas veces como el contrato lo refiera a una obra en madera policromada fue uno de los pintores más activos en la ciudad de Burgos, colaboro con Gil de Siloé en retablo del Arbol de Jessé en la catedral de Burgos, una desafortunada restauración bien intencionada del siglo XIX, ha enmascarado una buena parte de la policromía. Tal vez esta Virgen con Niño Jesús y Libro, es una de las pocas tallas de las obras mas jóvenes de Gil de Siloé que conserva su policromía original, también Diego de la Cruz colabora con el Maestro Gil en el retablo de la Cartuja de Miraflores.




En esta talla al emplear en su policromía el oro, la plata, y el azurita nos indica que es una talla de muy buena calidad ya que estos materiales en aquella época era de muy alto costo. El manto de color verde oscuro es debido a que su color primitivo es azul azurita y dicho color con la luz y transcurso del tiempo se tornó verde, adornado en su borde por el procedimiento de estofado con flores de Lis emblema de Fray Alonso de Burgos.




La camisa era, en la segunda mitad del siglo XV, una prenda que podía lucirse al exterior. Fue entonces cuando las vistosas camisas guarnecidas al gusto morisco se convirtieron en uno de los elementos más típicos de la moda femenina española. La camisa de esta Virgen con Niños Jesús y Libro es de las llamadas camisas labradas, y  se refieren a camisas ricas en labores de pasamanería superpuestas como es en este caso formada por ricas piedras preciosas en los guardarropas de Isabel la Católica. 




Fijémonos que esta pasamanería a la morisca nos da la pista de que dicha escultura es Hispano Flamenca no importada, está ejecutada en España por un maestro de los Ancianos Países Bajos fuertemente influenciados por el arte de de las regiones de Bruselas o Lovaina.




Pero estudiemos más en profundidad la camisa formada por piedras preciosas o ágatas ¿que pintor de la época podría hacer con esta técnica la representación de las piedras preciosas? no es otro que Diego de La cruz discípulo de la escuela de Brujas y en su estancia en castilla fue colaborador como pintor y escultor con Gil de Siloé y trabajo en la Cartuja de Miraflores y en el retablo de Santa Ana en la catedral de Burgos. Es aquí donde hay que buscar la pista de esta escultura de Virgen con Niño Jesús y Libro




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada