domingo, 19 de agosto de 2012

Lynne Geesaman





Lynne Geesaman

Exentas de personas, sus imágenes revelan la soledad y el refinamiento en la naturaleza. Sus fotos invitan a los espectadores que serpenteen a través de los chopos en los canales en Bélgica, Francia y los cipreses en Italia. Estos son lugares tranquilos donde la única perturbación es el ocasional susurro de las hojas o los sonidos de nuestro propio pensamiento. Geesaman fotografía durante el día, cuando el sol atrapa la punta de las hojas y el viento apenas hace un sonido. Sus imágenes sugieren al espectador un mundo de ensueño donde la imaginación corre libre.

Geesaman tiene base sólida en la fotografía en blanco y negro. Ella también utiliza impresiones cromogenicas, que agrega un matiz fantástico a todas sus fotos. Ella también utiliza una proporción de aspecto casi cuadrada, agregando otra faceta de la individualidad a sus imágenes. Encuadre de división central, líneas paralelas y punto focal. pero todas son expertamente concebidas y ejecutadas.


Encuentro sus fotografías francamente bellas







































































































Lynne Geesaman nació en Cleveland, Ohio, en 1939. Se graduó de Wellesley College con una licenciatura en física. Su interés en la fotografía comenzó en 1970, cuando tenía 33 años con una serie de fotografías que tomó de sus hijos. Trabajando como profesora de matemáticas en la secundaria, el hobby de Geesaman rápidamente se convirtió en una dedicación a tiempo completo. Esto condujo a un proyecto fotográfico sobre gemelos idénticos separados al nacer ( como ella misma ).



Las dos hermanas gemelas Geesaman, Lynne a la derecha

En los años ochenta empezó a fotografiar paisajes estructurados, mientras que al mismo tiempo perfeccionaba la técnica de impresión que distingue su trabajo. Jardines y paisajes de Europa y los Estados Unidos han sido los sujetos de sus fotografías durante los últimos quince años. Lynne Geesaman reside con su esposo en Minneapolis, Minnesota.

Aunque encontró Minneapolis estimulante, se dio cuenta que sus jardines o parques favoritos eran de otro siglo, lugares que estuviesen intactos por la decadencia humana o intrusión industrial, por eso comenzó a viajar a Francia y Bélgica en 1987, cuando se dio cuenta de los jardines que buscaba estaban fuera de Estados Unidos.

Desde la invención de la cámara, los fotógrafos se han desplazado a ciudades europeas, capturando el paisaje circundante. Centrándose en los arbustos esculpidos en Versalles, los árboles perfectamente alineados en Damme, Bélgica o la vegetación de Giverny, muchos artistas seguirán viajando a Europa, capturando los detalles y la grandeza de parques y jardines que se han conservado durante siglos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada