lunes, 15 de octubre de 2012

Lena Revenko ( Revolenka ) - ilustración






Lena Revenko ( Revolenka ) nació en 1976 en Minsk, Bielorrusia, y se crió allí asistiendo a una escuela de arte hasta los 14 años que fue cuando se mudó con su familia a Israel.  Asistió a la escuela de arte de Alon en Israel. Estuvo un tiempo muy aburrida  por no saber hebreo y no tener amigos, pero estaba contenta para graduarse. Luego pasó  2 años en el ejército donde trabajó como diseñadora gráfica en un lugar extraño llamado Shifat, y animando a los niños de la escuela para que estudiasen árabe. Estuvo haciendo juegos de computadora, sitios de internet y folletos ilustrados. Allí conoció muchas personas inteligentes, todavía hoy guarda contacto con algunos de ellos. Después del ejército estudió durante 4 años en Bezalel,  la Academia de Arte y Diseño en Jerusalén. Un lugar cruel, pero con muy buen nivel de educación. Le enseñó a hacer frente a cualquier tipo de crítica. Trabajó como diseñadora senior en el estudio creativo BN en Tel Aviv y hace  medio año que trabaja como ilustradora y diseñadora independiente. Viajó a la India y el sudeste asiático y realizó dos exposiciones personales en Japón. Tiene dos preciosas hijas.



Una curiosa conversación  de Lena con su amiga Yukiko, que nos enseña algo más del delicado espíritu japonés

Tuve una lección, el tema era preferencias, «me gusta», «me gusta», «Estoy bien » etc..
Así que le pregunté a Yukiko, cómo se dice «te amo» en japonés. — No decimos «te amo», — dijo, — utilizamos sólo «me gustas». «Te amo» está viejo, fuera de moda. Nadie lo usa, excepto gente mayor. O telenovelas en la televisión. Es una exageración.
Me he quedado perpleja.
— Pero si quieres decirle a alguien que la amas, ¿qué dices?
— «me gustas». O «me gustas mucho».
— ¿ Usando el mismo Verbo como quien dice «me gusta este libro»?
— Sí.
— Hm, pero, Yukiko... ¿Cómo distinguir en japonés alguien que sólo te gusta y alguien a quien amas realmente?
— Usted puede decirle: «quiero cuidar de usted, por favor, venga a vivir conmigo».
— Jeje! Y ¿qué pasó con todo el vocabulario para la relación entre «me gusta» y «Venir a vivir conmigo»? ¿Y si no tienes un lugar para vivir juntos? ¿Cómo expresar amor?
— Lena, — dijo Yukiko, — en Japón no se habla de amor, porque es algo que se expresa con acciones. El otro tiene que " sentirlo " de usted. Si la otra persona necesita palabras de ti, estás haciendo algo mal.





Tatuaje diseñado por Lena

--------


Encuentro encantadoras las ilustraciones de Lena. Con cierto paralelismo con el arte japonés, las iluminaciones persas y árabes, pero con una impronta suya muy particular y femenina. La utilización de textos en diferentes idiomas como fondos da una sensación de lenguaje universal, de aproximación a todas las razas y creencias. Todo lo enriquece con delicadas florituras que formando parte de su exuberante  " caligrafía " participan de cualquier elemento representado, ya puede ser humano, objeto o esos fantásticos e imaginarios animales que son muy presentes en toda su obra. El temor a lo salvaje en ellos lo minimiza con esas esplendidas " vestimentas ", haciéndonos más partícipes de su existencia, exhortándonos a través de su mirada a contemplar su belleza. Esas " vestimentas " lo unen todo, proclaman la belleza en todas las formas de existencia. Nos invita a una especie de " comunión ".
JL.Coral













































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada