miércoles, 31 de octubre de 2012

Juan de la Huerta





Región de Borgoña, Francia

Juan de la Huerta, en francés: Jean de la Huerta, ( nació en 1413 en Daroca, Aragón - murió en 1462 en Borgoña, Francia ) fue un escultor aragonés del siglo XV. La mayor parte de su obra la produjo en el ducado de Borgoña. Su talento sólo se reveló tardíamente, gracias a la exposición que dedicó el Museo de Bellas Artes de Dijon en 1972. Supuso un elemento importante en la evolución de la escultura borgoñona del siglo XV.




Virgen - Juan de la Huerta

Entre 1439 y 1441, hay un primer rastro de Juan de la Huerta y sus producciones, con tumbas dolientes ordenadas por Louis de Chalon , príncipe de Orange , y de la abadía cisterciense de Mont-Sainte-Marie, en Granges-Sainte-Marie ( cerca de Nozeroy en el condado de Borgoña ). Un contrato de 8 de febrero de 1439 describe este encargo: "tres tumbas con tres plañideras". Este es quizás el principal motivo de la llegada del artista a la región. Formado en su propio país en el arte funerario de inspiración burgondo-flamenca, de la Huerta es considerado el "mejor imaginero" residente en Borgoña.




Juan sin miedo (Jean Sans Peur) Duque de Borgoña 
hijo primogénito y sucesor del duque Felipe el Atrevido.

En 1439, murió Claus de Werve dejando inacabada la tumba de Juan Sin Miedo y de Margarita de Baviera  que había sido encargada por el duque de Borgoña Felipe el Bueno. Por la insistencia del personal de la Cámara de Cuentas , el duque contactó el 23 de mayo 1443 con Juan de la Huerta instándole a completar el monumento en menos de cuatro años. El artista tenía que ajustarse al proyecto original, probablemente diseñado por Claus de Werve. El contrato especificaba que la tumba debía ser "tan buena o mejor y de la altura y longitud" que la de Felipe el Atrevido . Especificaba los materiales que debían ser empleados y aún no recogidos por Werve: mármol negro de Dinant ( losa y base ), y alabastro de Salins ( dolientes, arcadas y efigies tumbadas).




Tumba de Juan el intrépido y Margarita de Baviera, 1443–1470. 
( al fondo la tumba de su padre Felipe el atrevido ) Museo de Bellas Artes de Dijon.

Comenzada por Claus de Werve ( fallecido en 1439 ), continuada de 1443 a 1456 por Juan de la Huerta, la tumba fue terminada por Antoine le Moiturier de 1461 a 1470. El contrato de 1466 precisa la parte realizada por de la Huerta, las dos parejas de ángeles que se encuentran en el cabecero de los dos cuerpos tendidos así como la mayoría de los 41 dolientes. El estilo del artista estuvo influido por la escultura de  Claus Sluter, autor de la tumba de Felipe II de Borgoña, incluidos los ángeles que sostienen el casco del duque, diferenciados con un toque personal ( los ángeles de la duquesa ). En cuanto a los dolientes, que son notables por el movimiento global y la vestimenta de los personajes, no llegan a tener la gracia y personalidad que los de Claus Sluter en la tumba de Felipe el atrevido.





Juan de la Huerta y Antoine le Moiturier, Tumba de Juan el intrépido y Margarita de Baviera

Sin embargo, parece que Huerta tuvo grandes dificultades para realizar el encargo ducal: rompió por dos veces los bloques de alabastro destinados a la talla de las efigies del tamaño de los fallecidos. Cansado o preocupado, huyó a Dijon a finales de diciembre 1456 y se refugió o bien en Mâcon, o en Chalon, con sus antiguos patrones de los Carmelitas. En 1457, tuvo problemas con la vicaría judiciaria de Besançon por las tumbas de Mont-Sainte-Marie. Entonces se pierde su pista en Borgoña tras el 4 de febrero 1462: estaba enfermo en Chalon. Posteriormente, se cree que Juan de la Huerta trabajó brevemente en Aviñón, ciudad papal. Del mismo modo, algunos historiadores creen que regresó a Daroca. No se sabe la fecha exacta de su muerte (1462?).





Detalle ( aconsejo clicar sobre la imagen para verla a mayor tamaño )

Esta prolífica creatividad e innovación extendida al taller de escultura de la corte ducal, produjo algunas de las obras de arte más importante de la época. Las tumbas de los dos primeros duques de Borgoña, Juan sin miedo y su padre, Felipe el atrevido, están entre los mejores ejemplos. Ambas tumbas fueron originalmente encargadas para el complejo monástico de la familia fuera de Dijon, la Cartuja de Champmol. Tras la Revolución francesa, las tumbas fueron desmanteladas y se trasladó al Musée des Beaux-Arts en Dijon, donde han permanecido desde principios del siglo XIX.





LOS MONJES DOLIENTES

Las esculturas, cada uno aproximadamente de 40 cm. de altura, representan figuras tristes expresando su dolor o su devoción a Juan sin miedo (1371–1419), el segundo duque de Borgoña, quien fue una poderosa figura política y mecenas de las Artes. La procesión de dolientes se teje a través de una arcada gótica ornamentada por debajo. Cada figura individual tiene una expresión diferente — algunos contraen sus manos o secan sus lágrimas, ocultan sus rostros en los pliegues de sus ropas o aparecen perdidos en reverente contemplación. Con ecos de antiguos sarcófagos, pero estas tumbas innovadoras fueron los primeros en representar dolientes como fondo dimensional, en lugar de medio-relieves  La presentación de los dolientes, pasando por las arcadas de un claustro también fue una gran innovación para las tumbas de la época.

Siendo de gran belleza, no llegan a  las realizadas por Claus Sluter para la tumba de Felipe el atrevido





La tumba de Juan sin miedo y Margaret de Baviera, como la tumba de Felipe el atrevido, se instaló en el coro de la Iglesia de la Cartuja de Champmol. Con la Revolución francesa la tumbas de Felipe el atrevido y Juan sin miedo fueron desmantelados, y montadas en la Abadía de la Iglesia de Saint Bénigne en Dijon, donde fueron destruidas por los revolucionarios. Las estatuas yacentes quedaron destruidas parcialmente y ciertas figuras de dolientes desaparecieron. En 1819, arquitecto Claude Saintpère emprendió la restauración de las tumbas, que finalmente se instalaron en la sala de guardias del antiguo palacio ducal, Museo de Bellas Artes de Dijon.











































































No hay comentarios:

Publicar un comentario