jueves, 28 de junio de 2012

Fabian Oefner






Las formas que se ven en estas imágenes son del tamaño de una uña. Se crean mediante la mezcla de ferrofluido con agua coloreada y poniéndola  en un campo magnético.
Ferrofluido es una solución magnética con una viscosidad similar al aceite del motor. Cuando se pone bajo un campo magnético, las partículas de hierro en la solución comienzan a reorganizarse formando los canales negros y separando los colores de agua por el ferrofluido. El resultado son estas estructuras peculiares.















Lo que se ve en estas imágenes son pigmentos de color que bailan en un altavoz. Al colocar los pigmentos en un altavoz y sonar la música a través de él, la membrana del altavoz empieza a vibrar, y se crean estas figuras divertidas haciendo que el color “ baile “. Para capturar el momento preciso, en el que los pigmentos se elevan en el aire, un micrófono se conecta al sistema de flash. 













Fabian Oefner es un fotógrafo de arte, que a menudo utiliza los fenómenos científicos para crear sus imágenes. 
Vive cerca de Zurich, Suiza, donde dirige un estudio fotográfico.






No hay comentarios:

Publicar un comentario