sábado, 25 de febrero de 2012

Victor-Marie Hugo


FRASES





Las obras de la naturaleza, que no son menos magnas que las del ingenio, 
contienen en sí lo absoluto y se imponen.


La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, 
más exactamente, a pesar de ti mismo.


Los cuarenta son la edad madura de la juventud; los cincuenta la juventud de la edad madura.


En los ojos del joven, arde la llama; en los del viejo, brilla la luz.


El alma tiene ilusiones, como el pájaro alas. Eso es lo que la sostiene.


La conciencia es la presencia de Dios en el hombre.


El cuerpo humano no es más que apariencia, y esconde nuestra realidad. La realidad es el alma.


El hombre es una infinitamente pequeña copia de Dios. Bastante gloria es ésta para el hombre. 


A pesar de mi insignificancia, reconozco que Dios está en mí.


El arte, en sí mismo, no camina hacia adelante ni hacia atrás.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada