miércoles, 1 de febrero de 2012

Iconos



“Antes de comenzar un icono, este debe estar impreso en uno.
Esa imagen ha de ser una interiorización y no solo una memorización.
Si uno va a buscar la salvación mediante este oficio santo,
debe crear un espacio interior de silencio, donde la morfología sagrada pueda vivir”




Andréi Rubliov




Símon Ushakov









Símon Ushakov














Andréi Rubliov














Símon Ushakov



Símon Ushakov
















Símon Ushakov



Andréi Rubliov



Andréi Rubliov



Andréi Rubliov



Símon Ushakov




Un icono ( del griego εἰκών, eikon: ‘imagen’) es una imagen, cuadro o representación; es un signo que sustituye al objeto mediante su significación, representación o por analogía, como en la semiótica.

En la ortodoxia oriental y en otras tradiciones de pintura cristiana, un icono es generalmente un panel plano en el cual aparece pintado un santo o un objeto consagrado ( como Jesucristo, la Virgen María, los santos, los ángeles o la cruz cristiana ). Los iconos también pueden ser en relieve y estar hechos de metal, esculpidos en piedra, bordados, hechos en papel, mosaico, repujado, etc

La tradición de la pintura de iconos se desarrolló con gran fuerza en el Imperio bizantino, principalmente en la ciudad de Constantinopla. Después de la caída de Constantinopla ante los turcos en 1453, la tradición pasó a regiones influenciadas previamente por la religión, tales como Rusia, Georgia y  Creta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada