jueves, 9 de febrero de 2012

Ernst Barlach


EL ULTIMO DE LOS GRANDES

Desde su tránsito en 1938 hasta la fecha actual, no he encontrado ningún otro escultor 
que sus obras me hayan emocionado tanto, para mí son auténticas maravillas. 


Ernst Barlach, escultor expresionista alemán, nacido el 2 se enero 1870, en Wedel, Holstein, Alemania - fallecido en Rostov (Güstrow), el 24 de octubre de 1938, destacó también como diseñador y escritor.

Barlach es particularmente conocido por sus esculturas de madera y bronce, aunque dejó una inmensa obra gráfica impresa, dibujos y obras literarias. Su estilo artístico, tanto en lo visual, como en la obra literaria, se encuentra entre el realismo y el expresionismo.



Der Berserker 1910



Der Schwertzieher 1911















Hombre cantando



Mendigo



Hombre con flauta



La lectura



Angel



Espíritu combatiente









Mujer con hijo



El castigo















El asceta







Moises


Mujer sentada



El friso de la escucha 1930-35



War memorial 1918






Mendiga con niño



Pastor y tormenta









El beso





















Mendigo

Ernst Barlach fue el mayor de cuatro hijos, del doctor Georg Gottlieb Barlach y su esposa Joan Louise Vollert. Desde su infancia Barlach demostró especial talento para el diseño gráfico.
Después de estudiar en la Escuela de Artes de Hamburgo, entre 1888 y1891, entró a la Academia de Artes de Dresde hasta 1895, asistiendo a la clase magistral del escultor Robert Diez. Su última obra allí fue la Krautpflückerin.
Se trasladó a París, donde permaneció dos años, ocupándose principalmente del trabajo escrito.
Desde 1897 Barlach trabajó como artista independiente. En 1901 regresó a su ciudad natal, Wedel, y comenzó sus primeros intentos dramáticos al tiempo que realizaba algunos trabajos especialmente para el pequeño taller de alfarería de cerámica de Mutz, en Altona. En 1905 fue a trabajar durante medio año con la agencia de Peter Behrens, un maestro en la escuela de cerámica de Höhr-Grenzhausen /Westerwald.
En 1906 emprendió un viaje a Rusia, las impresiones de los campesinos rusos y el arte popular fueron abriendo el camino que habría de influir en sus futuras esculturas. Ese mismo año nació Nicolás, su hijo con una modelo de la cual se había separado recientemente. Luego vendrían dos años de controversia jurídica, por la custodia a cargo del padre.
En 1907 exhibe en el salón de primavera de la Secesión de Berlín, la colorida escultura de Richard Mutz y las terracotas mendigo ciego y un mendigo ruso.
En 1909, Barlach se traslada a  Florencia y empieza a esculpir figuras masivas.
Barlach comenzó a asistir periódicamente a las exposiciones de la  Secesión de Berlín en 1910 bajo el patrocinio del coleccionista Paul Cassirer. Ese mismo año se trasladó a Güstrow (Mecklemburgo), donde construyó un taller y una casa para satisfacer sus necesidades.
Las primeras obras de Barlach ya inician un diálogo con la humanidad, las condiciones de vida y la posición en relación con la vida que la caracteriza. La experiencia de la Primera Guerra Mundial, después de alistarse en 1915, es la base de la evolución de su trabajo.
Entre 1912 y 1927, nacen sus principales dramas. Como escultor, Barlach crea especialmente los monumentos de la Primera Guerra Mundial. Su primer memorial a las víctimas de la guerra, que representa el dolor de las madres cuyos hijos murieron, fue erigido en 1922 en Güstrow. Le siguieron en Kiel, Magdeburgo y Hamburgo. Estos fueron desplazados o destruidos en 1933. Algunos fueron reasentados en 1945, como el monumento a los caídos, en la catedral de Güstrow, Kiel y Magdeburgo.
En1932, las acciones de los círculos nazis evitaron la ejecución de la Piedad de la ciudad de Straslund. La furiosa campaña que llama al asesinato del artista, en 1934, supone el desmantelamiento del monumento en Magdeburgo, seguido del de Kiel en 1937 y del de Hamburgo en1938. Su monumento en Güstrow fue fundido en1941.
Barlach se había visto obligado a abandonar la Academia Prusiana de Bellas Artes en 1937 y más de 400 de sus obras fueron retiradas de los museos alemanes por ser consideradas como arte degenerado. Su exhibición de 1937 fue prohibida.
De nada le valía que al firmar la "Convocatoria de Artistas", del 19 de agosto de 1934 en el periódico oficial del partido nazi, Ernst Barlach hubiera reconocido su adhesión a la política del Führer.
A pesar de que fue partidario de la guerra en los años previos a la Primera Guerra Mundial, su participación en ella le hizo cambiar de posición, y se le conoce la mayoritariamente por sus esculturas contra la guerra. Esto le creó muchos conflictos durante el auge de los  Nazis y provocó que la mayoría de sus trabajos fueran confiscados como arte degenerado.







No hay comentarios:

Publicar un comentario