viernes, 13 de enero de 2012

Joe Coleman - Art Brut

El Art Brut es un término acuñado en 1945 por Jean Dubuffet para referirse al arte creado por gentes ajenas
al mundo artístico sin una formación académica.  Sus obras son el  reflejo de una creatividad sin contaminar 
por  la  imitación  de  modelos  ya  establecidos.  Esto se  observa  en  las creaciones  de personas  que  se 
mantienen  al  margen  de  la  sociedad,  tales como:  internos  de  hospitales   psiquiátricos,   autodidactas, 
solitarios, inadaptados o esquizofrénicos. Pese a ello, Dubuffet rechazó siempre la idea de "arte psiquiátrico" 
sosteniendo que "no existe un arte de los locos".





































 fragmento superior izquierdo del cuadro anterior







Joe Coleman nació en Connecticut el año 1955 y desde niño fue catalogado como “emocionalmente inestable” tras incendiar el patio de su escuela y gracias a una serie de dibujos que hizo de santos sangrando. Conocido en un principio como el excéntrico que le mordía la cabeza a los ratones, Coleman solía llegar a fiestas sin invitación tan solo para abrirse la camisa y detonar pequeños explosivos que se había adherido al cuerpo. Los invitados, obviamente, quedaban aterrorizados. Su obra, a pesar de su actitud bárbara, es tan tremendamente detallada que la hace con piezas ópticas de joyero para lograr detalle máximo. Generalmente tiene una pieza central en medio de la obra y esta es rodeada por texto e ilustraciones que muestran escenas trágicas de su niñez y de la relación con sus padres. Además de incluirse a él mismo en sus obras, los personajes que usa son asesinos, artistas, famosos, familiares y amigos. Su hogar en Brooklyn muestra su fascinación por los objetos extraños, ya que cuenta con un museo privado al que llama algo así como el “rarezario” o “espacio de rarezas”.





No hay comentarios:

Publicar un comentario