jueves, 5 de enero de 2012

Explotación infantil





Estos niños, todos menores de 10 años, trabajaban abriendo las cáscaras de ostras y otros moluscos durante cuatro horas, cada día, antes de ir a la escuela. Los sábados su horario de trabajo era desde las 4 de la mañana hasta el mediodía. El domingo descansaban. Port Royal, Carolina del Sur en 1912.



Addie card de 10 años trabajaba de hilandera en North Pownal Cotton Mill,
Vermont 1910, mintiendo en la edad consigió trabajo, dijo que tenia 12.



Estos niños trabajan de Breaker Boys, quitando piedras y otros escombros del carbón con la mano, al pasar debajo de ellos. El polvo es tan denso, a veces, como para nublar la vista y penetra en las profundidades de los pulmones de los chicos. El trabajo es extremadamente difícil y peligroso. Inclinados sobre las rampas, los muchachos se sientan hora tras hora, seleccionando las piezas de pizarra y otros desechos del carbón, que corren por debajo. Los accidentes en las manos, como cortes y rotura o aplastamiento de dedos eran bastante comunes. Este trabajo, lo realizaban muchos niños día tras día durante 10 horas seguidas, por 60 centavos de dólar al día, ya que muchas familias no tenían medios para sobrevivir si sus hijos no iban a trabajar a las minas. Los propietarios de la mina no pagaban un salario que permitiera a las familias vivir por encima del nivel de pobreza. 



Trabajan 12 horas por la noche, sin ningún tipo de tiempo de descanso. Uno de ellos dijo que llevaba trabajando en la fábrica desde hacía siete años. Fábrica de algodón Daniel Manufacturing Co. en Lincolnton, Carolina del Norte. 1908 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada