domingo, 29 de enero de 2012

Arthur Ganson

Sorprendente !










Arthur Ganson ha llevado hasta las ultimas consecuencias, hasta el absurdo, el odómetro de Herón, una maquina para contar distancias o tiempo. Este artista norteamericano trabaja en lo que llama esculturas kineticas, en su pagina podéis ver un muestra de su trabajo, son esculturas en movimiento, generalmente metálicas. Pero de lo que quiero hablar es de una escultura en particular que esta expuesta en el museo de la Técnica suiza llamado Technorama de Winterthur. La llaman la Maquina Granítica (Maschine mit Granit) en la sección MatheMagie, y consta de un eje que posee doce pasos de reducción (doce ruedas dentadas), esto es, que por cada vuelta que da la primera la segunda da una décima parte de giro, y hasta que la segunda no da un giro completo la tercera no da otra décima parte de giro. La cuestión es que la ultima rueda, la duodécima, necesitará nada menos que 2,32 billones de años para dar una vuelta completa. Este tiempo es 169, 3 veces la edad conocida del universo que según las estimaciones actuales tiene 13.700 millones de años. Una verdadera maquina para la eternidad o lo que es lo mismo, una casi definición de lo que es la eternidad.


El escultor cinético ARTHUR GANSON  nació en Hartford, Connecticut en 1955. Construye máquinas que no sirven a ningún propósito de la máquina, ejemplo ;  un abrazo,  un gesto que evoca una respuesta emocional. La afición de  Ganson comenzó a temprana edad jugando con diminutos motores, alambre y objetos encontrados. Describiéndose a sí mismo como un niño profundamente introvertido que " pongo mis ideas y pasiones en objetos y pretendo expresarme con mis manos ", ha inventado no sólo las máquinas, sino también las herramientas para hacer las máquinas. Recibió un grado de licenciatura de Bellas Artes de la Universidad de New Hampshire en 1978



Aquí os dejo un vídeo con el funcionamiento de una de sus " esculturas ",  Wishbone






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada