sábado, 21 de septiembre de 2013

Ankoku Butō - danza japonesa





El Ankoku Butō conocido en occidente simplemente como Butō -o Butoh por su transliteración inglesa-, es el nombre utilizado para referirse al distinto abanico de técnicas de danza creadas en 1950 por Kazuo Ohno y Tatsumi Hijikata, que, conmovidos por los fatídicos bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki, comienzan con la búsqueda de un nuevo cuerpo, el cuerpo de la postguerra. Cabe aclarar que durante esa década, las imágenes de algunos sobrevivientes llenaban las calles. Estos caminaban con sus cuerpos quemados y con los globos oculares reventados y colgando sobre sus mejillas. Así nació el Butō, la danza hacia la oscuridad.




Normalmente involucra movimientos lentos, expresivos e imaginativos. La temática del butō es tan amplia como difusa, tocando aspectos fundamentales de la existencia humana. Es habitual explorar la transición entre estados anímicos y, a la vez, el cambio de la forma física del cuerpo humano en las formas más variadas, ya que el bailarín de Butō deviene mediante la danza (y su técnica particular) en distintos objetos, figuras, en fin, en distintos cuerpos. El Butō es una reflexión del cuerpo sobre el cuerpo y el lugar que este ocupa en el Cosmos. No hay decorado o vestuario determinado; es habitual que los intérpretes actúen desnudos o pintados de blanco. La improvisación es parte fundamental de este estilo de danza, la idea no es pensar el hecho sino sentirlo: "No hablar a través del cuerpo, sino que el cuerpo hable por sí sólo".

En la década de los años 80, el Butō resurgió de la indiferencia experimentada en Japón cuando una serie de grupos artísticos comenzaron a representarlo fuera del país. Entre ellos podemos destacar a Sankai Juku y Minako Seki.

-----------------



Tatsumi Hijikata




Tatsumi Hijikata nació el 9 de marzo de 1928.  Fue un coreógrafo japonés, y el fundador del género de danza performática llamado Butō. Comenzó a desarrollar esta forma de danza en la década de 1960, mediante coreografías con gestos muy estilizados que rememoraban su infancia en su antigua casa al norte de Japón. La primera obra butō fue Kinjiki (Colores prohibidos), de Tatsumi Hijikata, basada en la novela del mismo nombre del poeta Yukio Mishima, y estrenada en 1959.1 La obra exploraba el tema de la homosexualidad y terminaba con la muerte por asfixia de un pollo vivo entre las piernas del actor Yoshito Ohno, y Hijikata persiguiéndole en la oscuridad. La obra indignó a la audiencia y provocó la expulsión de Hijikata del festival en que la obra se estrenó.




En los años 50 Kazuo Ohno conoció a Tatsumi Hijikata, quien lo inspiró para comenzar a experimentar con Butō (originalmente conocida como Ankoku Butō, “Danza de la Oscuridad”). Butō estaba surgiendo en medio de la época turbulenta en la posguerra japonesa. Hijikata, quien rechazaba las formas de danza occidentales tan populares en el momento, desarrolló con un grupo el vocabulario de los movimientos e ideas que más tarde, en 1961, él llamaría Ankoku Butōn. 

En otra de sus obras Tatsumi Hijikata bailaba con los ojos desorbitados, una falda rosada y un pene metálico de grandes proporciones atado a su pubis. Así Hijikata, junto con Kazuo Ohno dieron un vuelco en 180 grados desarrollando una representación única del cuerpo en movimiento, que desafió lo convencional y que hoy es conocida en el mundo entero. 




Hijikata fue un innovador en la técnica del movimiento. Fue un maestro en el uso de la energía para la realización de expresión corporal. Él usó sonidos, pinturas, esculturas y palabras para la construcción de movimiento, no sólo en una aplicación mimética literal o formal, sino mediante la integración de estos elementos a través de la visualización en el sistema nervioso para producir cualidades de movimiento que pueden ser muy sutiles, luminosos, angelicales como un fantasma, o demoníacos, pesados, oscuros, grotescos, violentos y extremos.




Luego de Colores prohibidos Hijikata continuó alterando las formas tradicionales de la danza. Inspirándose en Yukio Mishima, Lautréamont, Artaud, Genet y en el Marqués de Sade, profundizó en lo grotesco, lo oscuro y lo decadente. Paralelamente, exploró la transmutación del cuerpo en otras formas como humo, polvo, fantasmas o animales.Este uso de la visualización (desencadenado por el apoyo de los mencionados elementos) emula en muchos aspectos al sistema de pantomima de Jacques Lecoq.
En 1959 Hijikata creó uno de sus primeros trabajos de Butō, Kinjiki (Colores Prohibidos), basado en la novela de Yukio Mishima. Falleció el 21 de enero de 1986 con 58 años.



-


-------------



Kazuo Ōno





Kazuo Ōno nació en la ciudad de Hakodate, Hokkaidō, Japón, el 27 de octubre de 1906 -  Fue un bailarín de butō japonés, reconocido como un gurú y figura espiritual en este arte.  Luego de graduarse en la Escuela Atlética de Japón comenzó a trabajar como profesor de Educación Física en la escuela Kanto Gakuin, una escuela privada cristiana en Yokohama.  Comenzó sus estudios de danza en 1933, poco después de ver en acción a la bailarina de flamenco Antonia Mercé y Luque, conocida como "la argentina" quedó tan impresionado que decidió dedicar su vida a la danza.




Comenzó su entrenamiento con dos de los pioneros de la danza moderna más importantes del Japón, los maestros Baku Ishii y Takaya Eguchi, este último, coreógrafo que había estudiado Neue Tanz con Mary Wigman en Alemania. En 1960 empezóa trabajar directamente con Tatsumi Hijikata, auténtico fundador de la técnica butoh. Kazuo Ōno, a diferencia de Tatsumi, era más un solista performático que un técnico y coreógrafo. Ōno e Hijikata conformaron el núcleo de lo que hoy se conoce como Butō tradicional. Los estudiantes que pasaron tiempo con Ōno generalmente estaban interesados en un aprendizaje más ecléctico e individual. 




50 años más tarde, en 1977 el maestro Kazuo Ohno estrenó la obra “Admirando a la Argentina” (La Argentina Sho) bajo la dirección de Hijikata, la cuál recibió el premio del Círculo de la Crítica Dancística. En 1980 fue invitado al XIV Festival Internacional de Nancy en Francia e hizo una gira por Estrasburgo, Londres, Stuttgart, París y Estocolmo. Bajo la dirección de Hijikata creó otras dos grandes obras, “Mi Madre” y “Mar Muerto” presentándolas al lado de su hijo Yoshito Ohno. 




Durante las últimas dos décadas de su vida, desde sus 90 y tantos años de edad y confinado a una silla de ruedas, Ohno siguió enseñando y realizando performances junto a su hijo Yoshito. En octubre de 2006, poco después del cumpleaños número 100 de Ōno, una editorial japonesa publicó un libro en homenaje a Ōno con fotografías de Eikoh Hosoe titulado "El Sueño de la Mariposa". 




Otras obras suyas incluyen “Lotos”, “Ka Cho Fu Getsu” (Flores, Pájaros, Vientos, Luna) y “Camino en el Cielo, Camino en la Tierra”. Considerado como uno de los más grandes maestros de Butoh, Ohno hizo giras por Europa, Norte y Sur América, Australia y Asia. En años recientes se ha presentado en Hong Kong, Corea, Singapur, Taiwán, Indonesia, Francia, España, Dinamarca, Polonia, Canadá y los Estados Unidos. Falleció el día 1 de junio de 2010, con 103 años.





-----------------



Imágenes variadas




































Escultura Butō de Bob Clyatt





























Vídeo de la compañía Sankai Juku








No hay comentarios:

Publicar un comentario