lunes, 1 de julio de 2013

Meister Eckhart - místico



MISTICISMO. – Estado extraordinario de perfección religiosa, que consiste esencialmente en cierta unión inefable del alma con Dios por el amor, y va acompañado accidentalmente de éxtasis y revelaciones. // Doctrina religiosa y filosófica que enseña la comunicación inmediata y directa entre el hombre y la divinidad, en la visión intuitiva o en el éxtasis.

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA 
(Real Academia Española - 1992)




Meister Eckhart nació probablemente en 1260 en el pueblo de Tambach, en el distrito de Gotha, en Turingia, Alemania. Entró muy joven en la Orden de los Dominicos en Erfurt. Se cree que luego se traslado al Studium Generale de Colonia donde se familiarizó con los escritos del Pseudo Dionisio y los comentarios de San Alberto Magno. Obtuvo el grado de bachiller en teología en la Universidad de París durante el bienio 1292-1293. Fue elegido prior en Erfurt, y vicario provincial de Turingia en 1294. En 1300 se convirtió en profesor de teología en la Universidad de París, En 1302 fue nombrado maestro en Teología Sagrada en París, donde residió unos cuantos años. En 1303,  fue expulsado del reino por Felipe el Hermoso, probablemente por haberse negado a promover un concilio contra Bonifacio VIII. En 1303 regresó a Alemania y estudió en Colonia, donde recibió el título de maestro en teología.  Los religiosos de la nueva provincia de Sajonia lo eligieron provincial en 1304,  Ese período lo dedicó a visitar los conventos de la Orden moviéndose por toda la extensa provincia.




Ubicación en Alemania del pueblo de Tambach, en Turingia, donde se cree  que nació Eckhart

En 1307, en Estrasburgo fue elegido vicario general de su orden en Bohemia. La circunscripción de su orden abarca un inmenso territorio con cuarenta y siete conventos de dominicos y nueve de dominicas.  En 1310, la provincia de Teutonia lo eligió su provincial, pero el capítulo general de Nápoles del año 1311 rechazó el nombramiento. Ese año volvió a París para seguir enseñando y comentando la Biblia. Solo Tomás de Aquino había ejercido dos veces como magister en París, cosa que da cuenta de la fama de la que gozaba Eckhart entre sus correligionarios. Desde 1314 se le confió la atención de la rama femenina de la Orden como vicario general. Allí se familiarizó con las corrientes de misticismo que se habían desarrollado en Alemania por aquel entonces y se dedicó intensamente a la predicación. En 1314 fue como director del studium generale a Estrasburgo y desde 1324 del studium de Colonia.En 1320 fue nombrado maestro de teología del Studium Generale de Colonia. Volvió a París como magister actu regens. 




Catedral de Erfurt, ( también conocida como Mariensdom ) cerca de donde nació Meister Eckhart y donde trabajó y predicó durante muchos años. Construida en estilo gótico y con muchas obras maestras de arte , el edificio inicial tenía ya más de 100 años cuando estuvo Eckhart.

-------------


Regresó a Colonia en 1322 y en 1326, dos comisarios del arzobispo Enrique II de Vineburg, príncipe de Estrasburgo, establecieron una lista de cuarenta y nueve proposiciones sospechosas extraídas de los textos del maestro Eckhart,  de sus escritos latinos, del Libro de la consolación divina (Daz buoch der goetlichen troestunge) y de los sermones.  El 26 de septiembre de 1326, Eckhart se defendió con mucha inteligencia y vigor. Quedando sólo veintiocho artículos que Eckhart tenía que defender ante los teólogos de Aviñón. Esta vez, Eckhart lo hace francamente mal porque está harto y cansado. Por fin se retracta y  el 13 de febrero de 1327 hizo una declaración pública en latín, con comentario en alemán,donde el maestro llamaba a Dios por testigo de que durante toda su vida se había esforzado por evitar cualquier error contra la fe o falta contra la moral.




Antigua iglesia y monasterio de los dominicos en Erfurt. Luego de la Reforma se convirtió en templo protestante.

No negaba la posibilidad de haber enseñado doctrinas erróneas, pero sí rechazaba cualquier posibilidad de herejía, ya que ésta sería objeto de la voluntad y él no tenía voluntad alguna de faltar a la fe. Cabe señalar que —según una apelación del 24 de enero del mismo año dirigida al Papa— Nicolás de Estrasburgo, visitador designado por el propio Santo Padre, ya habría examinado las doctrinas de Eckhart y negado la sospecha de herejía. En Colonia, el maestro nunca fue declarado culpable. La decisión dependía ahora de la Curia en Aviñón donde Eckhart habría residido en el mismo año 1327, según el testimonio de Guillermo de Ockham. Entre julio de este año y el 30 de abril de 1328 el maestro murió sin conocer el juicio definitivo sobre la obra de toda su vida. Se cree que murió en Aviñón, Francia, en 1327.  No se conoce el lugar donde descansan sus despojos.




El movimiento místico de Eckhart busca la unión del alma con Dios, a través de una serie de estadios: el alma reconoce primero que el ser pertenece sólo a Dios, mientras que ella misma no es nada por sí; en un segundo momento se descubre como imagen de Dios, cuando se ha olvidado de sí; en el tercer estadio, el alma se reconoce como idéntica a Dios, tesis que dio pie a la acusación de panteísmo, y sobre cuyo sentido se ha discutido abundantemente; el último estadio supone la superación de Dios como creador, en su anterioridad exenta de determinaciones y que se identifica, por tanto, con la nada. 

El primer proceso de inquisición contra un teólogo de la Universidad de París durante la Edad Media fue el del Maestro Eckhart (1260-1328), dominico alemán que predicaba la posibilidad de que el hombre alcance aquí en la tierra una vida bienaventurada, asumiendo su origen y filiación divinas. Sus expresiones arriesgadas sobre el nacimiento del Hijo de Dios en el alma, la experiencia nihilista de Dios a quien llama ´pura Nada´, el vacío interior que el espíritu comprende como una muerte necesaria o el exilio del alma noble, todo ello condujo a sus acusadores a ver en su obra tesis heréticas. Pero la fuerza de su pensamiento filosófico y teológico tuvo, a pesar de la prohibición de su obra, una continuidad inmediata en el siglo XIV, en primer lugar entre los dominicos alemanes Heinrich Suso y Johannes Tauler, y después en san Juan de la Cruz, Angelus Silesius, Jacob Bohme y, ya en el siglo XX, en Martin Heidegger. El interés por Eckhart va más allá de la tradición europea y occidental; han sido los filósofos de la Escuela de Kioto, Keiji Nishitani y Hajime Tanabe, quienes han llamado la atención sobre su figura como un interlocutor privilegiado con las tradiciones asiáticas y muy especialmente con el Budismo Zen.

Las obras principales de Eckhart son Opus tertium (que dejó inconclusa) y Quaestiones parisienses. El éxito posterior de sus escritos es enorme en el pensamiento alemán teológico, filosófico o esotérico de los siglos XVIII, XIX, XX, y en la actualidad.




INSTRUCCIONES ESPIRITUALES

1.- Cuando el hombre sale de sí mismo en la obediencia y se renuncia, obliga a Dios a penetrar en él, porque si este hombre nada desea para sí mismo, Dios debe querer para este hombre lo mismo que para Él.

2.- Las gentes no deberían pensar tanto en lo que hacen, deberían pensar en lo que son... No pienses que la santidad se funda en los actos. La santidad debe fundarse en el ser porque no son las obras las que nos santifican sino más bien nosotros debemos santificar las obras.

3.- La razón que hace que la naturaleza y el fondo del hombre sean altamente buenos y que vuelve buenas las obras de los hombres, es que el espíritu del hombre esté totalmente volcado hacia Dios.

4.- El hombre no debe espantarse por nada mientras su voluntad sea buena, ni afligirse cuando no puede manifestarla por las obras.

5.- Dios desea que en todas las cosas renunciemos a nuestra voluntad.

6.- Hay en esta vida dos maneras de ser iluminado en lo que concierne a la vida eterna. Una proviene del anuncio que Dios ha hecho al hombre por una iluminación particular... El otro modo es... cuando el hombre, por el amor y la intimidad que tiene con Dios, confía tan totalmente y está tan seguro de Él que no puede dudar y adquiere una tal certidumbre porque lo ama sin distinción en todas las criaturas indistintamente.

7.- Si encuentras que tu camino más directo no pasa por numerosas obras exteriores, grandes trabajos o privaciones – lo que no tiene tanta importancia, a menos que el hombre se vea impulsado a ello por Dios y tenga la fuerza de hacerlo convenientemente sin que su ser interior quede alterado – si por tanto tu no encuentras nada de esto en ti, estate en paz y no le des tanta importancia.




Puerta de Meister Eckhart en la iglesia de Erfurt

También se le atribuye una poesía de profundo misticismo llamada Granum sinapis («El grano de mostaza»)

der wek dich treit
in eine wûste wunderlîch,
dî breit, dî wît,
unmêzik lît.
dî wûste hat
noch zît noch stat,
ir wîse dî ist sunderlîch.

El camino te conduce
a un maravilloso desierto,
a lo ancho y largo,
sin límite se extiende.
El desierto no tiene
ni lugar ni tiempo,
de su modo tan sólo él sabe.  





Campana " La Gloriosa " en la catedral de Erfurt ( clicar )

DEL DESAPEGO

Yo alabo más al desprendimiento que al amor, y es por esta razón: lo que el amor tiene de mejor, es que me obliga a amar a Dios, mientras que el desapego obliga a Dios a quererme. Es mucho más noble obligar a Dios a venir a mí, que obligarme a ir hacia Dios, porque Dios puede más íntimamente penetrar y unirse a mí que yo pueda unirme a Dios.
Yo alabo el desapego más que la humildad y he aquí porqué: la humildad puede existir sin el desprendimiento mientras que el perfecto desprendimiento no puede existir sin la perfecta humildad, porque la perfecta humildad tiende a una anulación de nosotros mismos.
Alabo el desapego más que toda misericordia, porque la misericordia consiste en que el hombre sale de sí mismo para ir hacia las miserias de su prójimo y su corazón se turba. El desapego está exento, permanece en sí mismo y no se deja turbar por nada. Porque siempre que algo puede turbar al hombre, no es como debe ser.

Si llegamos a abandonar nuestra propia voluntad, si por amor a Dios nos atrevemos a deshacernos de todo, tanto de lo de dentro como de lo de fuera de nosotros, entonces habremos realizado nuestro ser profundo. Así que te tienes que abandonar completamente a Dios, con todo lo que eres y no preocuparte ya de lo que él hará de ti... Cuanto más progresamos en este camino más nos encontramos verdaderamente unidos a Dios, en Dios.

Un dicho del hombre sabio esta expresado así: "Cuando todas las cosas reposaban en un profundo silencio, descendió hacia mí desde lo alto,  una palabra secreta". ¿Dónde pronuncia Dios Padre esta palabra?.  Es preciso que esto ocurra en lo más puro que haya en el alma, en lo mas notable y en lo más fino. Por lo tanto es preciso que el alma en la que el nacimiento ha de producirse se mantenga perfectamente pura y viva con una perfecta nobleza, que esté completamente unificada y completamente interior, que no vagabundee afuera, por los cinco sentidos, en la diversidad de las criaturas, sino que esté por completo en el interior y unificada en lo más puro que posee; ése es su sitio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada