lunes, 5 de diciembre de 2011

Mano

Del siglo XIX, hecha de acero y latón, la articulación de codo en este brazo artificial se puede mover por la liberación de un muelle, la junta superior de la muñeca se mueve arriba y abajo, y los dedos se pueden doblar y enderezar. El portador puede protejerlo con una especie de guante. Entre las causas más comunes de amputación a lo largo del siglo XIX eran las heridas recibidas como consecuencia de la guerra".









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada