domingo, 5 de febrero de 2012

Castrati



 El término italiano castrati -castrado- es suficientemente explícito para detenernos en detalles sobre el tema al que hace referencia, pero aún así el asunto requiere algunas explicaciones. La denominación se utiliza para referirse al cantante sometido de niño a una castración para conservar su voz aguda (de soprano, mezzo-soprano o contralto). El término tradicional español, hoy en desuso, referido a este concepto era capón.



En el ámbito de la música, ésta de la castración llegaría a ser práctica común en la era del Barroco para impedir el desarollo de un muchacho en la pubertad y garantizar así que su voz permaneciese con las características típicas de las voces blancas. La voz del castrato combinaba el registro alto de una mezzo o una soprano con la potencia de la voz del varón.



La eviración de los jóvenes cantantes comienza, al parecer, cuando en la Hispania del Al-Ándalus se observa que si se somete a la emasculación del varón prepúber, éste podía en algunos casos conservar a lo largo de su vida la voz infantil, tal y como sucedía con los eunucos de los harenes


Por supuesto, hoy día no hay ningún castrati, que nosotros sepamos, que se dediquen profesionalemente con éxito a la música; hay tenores agudos, contratenores, falsetistas y sopranistas; quienes desarrollan una técnica de canto muy depurada, basada en el falsete y el registro de cabeza para acceder a los tonos altos. 



Dentro de este tipo de voces que contemplamos, la más extendida es quizá la del contratenor. ¿qué es un contratenor? : es una voz más del espectro de las voces humanas, que está ubicada en la misma categoría, atendiendo a parámetros físicos, que las del alto femenino. Así pues, si clasificamos la voz humana de agudo a grave, podemos distinguir soprano como la voz más aguda de todas, seguida de mezzosoprano, a la cual sigue la categoría que nos ocupa: alto femenino (lo que habitualmente denominamos contralto) y masculino (el contratenor). Tras ellas va el tenor, seguido de barítono y bajo


No está claro si los contratenores habían desarrollado un tipo de canto similar a la de voz de falsete, o si se habían visto “complementados” con la práctica de la castración clandestina. Sea como sea, no eran considerados castrados


Perdemos la pista a los contratenores a lo largo de los siglos XVII y XVIII, eclipsados por el grandísimo éxito que tuvieron los castrati italianos. (…) Es en pleno siglo XX, tras la extinción de la práctica de la castración con fines musicales, cuando los contratenores han resurgido como alternativa para los papeles escritos para aquellos divos del bel canto que fueron los castrati.


FARINELLI

Este coloso y el más famoso del canto nació en Apulia el 24 de enero de 1705 y murió en Bolonia el 16 de septiembre de 1782. Su nombre verdadero era Carlo Broschi. Su voz tenía 3.4 octavas ya que se extendía de un la2 a un re6, lo cual es mucho, pues las sopranos llegan como mucho a un fa5 y esto es mucho más meritorio tratándose de un hombre.





Alessandro Moreschi ( Monte Compatri, Roma, Italia, 11 de noviembre de 1858- † Roma, Italia, 21 de abril de1922 ), cantante lírico italiano, considerado el último castrati de la historia. Se le conoció como "l'angelo di Roma" (el ángel de Roma).




Andreas Scholl , uno de los mejores contratenores actuales, 
en este vídeo pueden contrastar su voz natural con su característica voz cantada,


y de Georg Friedrich Händel " Mi palpita il cor "




Michael Maniaci
Por otro lado, aunque son más raros, hay individuos en cuya voz no se ha desarrollado en la pubertad, como el sopranista Michael maniaci, que tienen el registro de una soprano, pero con voz de pecho, luego más redonda, con cuerpo y fuerza que la de un falsetista o contratenor.
En realidad, Maniaci es el único hombre “plenamente desarrollado” capaz de cantar en el registro de soprano usando su voz normal –no el falsete–.  su voz nunca se vio afectada por los cambios hormonales, lo que lo hace un caso tan especial.
Hemos visto que Maniaci no es un castrato -en el sentido estricto del término- desde el punto en que hormonalmente es un individuo perfectamente normal. La ausencia de testosterona produce algo más que aligerar el tono de la voz; causa alteraciones en todo el organismo, lo cual también afecta a la calidad de la voz 

( Pierdan un momento viendo a Michael Maniaci,  en esta pieza de Handel ) 


Maniaci es hormonalmente normal, lo cual significa que es incluso más exótico que un auténtico castrato, tiene una voz de registro muy alto, pero también toda la profundidad, cuerpo, riqueza y textura de la voz de un varón saludable. Hablando pronto y mal, el caso de Maniaci no es una cuestión de huevos; éstos parece que andan bien: es su laringe la que no ha envejecido por alguna misteriosa razón.




Para finalizar esta preciosa pieza ; Exsultate, Jubilate ( Alleluja ) de Wolfgang Amadeus Mozart,
de 1773 escrita en exclusiva para el castrati Venancio Rauzzini y cantada por Michael Maniaci





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada