sábado, 19 de noviembre de 2011

Dresde




Cuando la lluvia comienza a caer, este colorido drenaje y sistema de desagüe conectado al exterior de un edificio en la Neustadt Kunsthofpassage se convierte en un  instrumento musical encantador.  La pared del embudo es uno de los atractivos más extraños y más agradables en el distrito de estudiantes en la nueva ciudad de Dresde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada